26 julio 2016

El niño Lachesis

 
Todos los autores están de acuerdo en que la raíz de la problemática del niño Lachesis reside en este síntoma clave: sentimiento de abandono, ilusión o impresión de estar o haber sido abandonado, traicionado, apareciendo en segundo grado en el Repertorio de Kent. Es el tipo de sentimiento que puede tener un bebé cuando su madre lo deja con la niñera para volver a su trabajo, o  también cuando  el niño es dejado  en casa de  los abuelos, por ejemplo, mientras los padres se van de viaje durante el fin de semana. 


 
Abandono real  o imaginado no importa, lo importante para generar el modo reaccional LACHESIS, es el que el niño se sienta traicionado, abandonado, con un sentimiento doloroso y agudo de pérdida, de duelo y de resentimiento. 

Aunque quizás, en algún momento, (quizás al principio de su vida)  sí se ha debido abandonar a Lachesis o se ha tenido la intención de hacerlo, de ahí la sospecha permanente que tiene Lachesis. 

El modo reaccional será el del egocentrismo y la paranoia: en el fondo inconsciente se cree la única causa de este rechazo y desarrollará paradojicamente en su ego consciente una buena imagen de él, de forma que proyecta sobre los demás su culpabilidad inconsciente: de ahí todos los síntomas de resentimiento, agresividad  violenta, exigencia autoritaria de afecto, sus celos o envidia: se siente sinceramente bueno y rechazado.


Factores desencadenantes:

Cuando se le esconde alguna cosa. Por ejemplo, situaciones de violencia familiar escondidas, (puede creer que es responsable), inicio de un embarazo no anunciado…

Cuando no puede soportar una fuerte culpabilidad. Por ejemplo, después de haber herido involuntariamente a alguien, después de la muerte de un pariente...

Durante acontecimientos violentos o cambios bruscos de la vida: separaciones (inicio en la guardería, entrada en la escuela, nacimiento de hermanos, duelos) y en el plano material: equinoccios, vientos, despertar, acostarse, viajes, heridas, tacto,…


El bebé recién nacido


Es fundamental ayudarse con el estudio minucioso en esta edad de la vida para hacer salir el remedio:

  • En la madre
Durante el embarazo:
         Aversión por la compañía (2º/3), tristeza (1º/6), lloros (1º/7), desvanecimiento (2º/1, remedio único).
         Caída del cabello (3º/1, remedio unico)
         Náuseas y vómitos
         Dolores abdominales (1º), estreñimiento, hemorroides (2º), varices (2º).
        
En el parto:
           Anestesia general (intoxicación con  narcóticos) (3º)
         Parto febril, cesárea, fórceps (heridas seguidas de efectos constitucionales) (2º), metrorragias (1º)
         Flebitis tras el parto

Durante la lactancia:
         Dolores como los del parto, extendiéndose a los senos (1º/1, remedio único).
         Agravación por la lactancia (1º)
         Aversión a la leche de la madre (1º)

-madres que no tienen claro si hay que llevar al bebé a la guardería o dejarlo a cargo de otra persona que lo cuide, con una fuerte culpabilidad reprimida ( y a veces negada, pero visible).



  • En el bebé:

Herencia: etilismo, acccidentes vasculares patológicos violentos, paranoia.

Somnolencia irresistible (2º), pausas respiratorias durante el sueño (3º), convulsiones durante el sueño (2º).

Cianosis  neonatal  (3º), hemorragia conjuntival (2º), hematomas (traumatismos con extravasaciones 2º).

Aversión a la leche de la madre, rechaza la leche de la madre

Lachesis puede ser evocado al observar ciertos signos objetivos, sobre todo si se asocian:

Hernia umbilical (2º/6)

Frenillo en la lengua ( lengua sale con dificultad 3º/4)

Mala cicatrización umbilical (las cicatrices se vuelven rojas, 3º, heridas de cicatrización lenta, 3º)

Angiomas tuberosos (3º)

Parafimosis (2º)

Estreñimiento con heces en forma de bolitas como las de las ovejas (2º) e hinchazón abdominal (2º/10).



Después de un embarazo y un parto difícil, el comportamiento, difícil también del bebé Lachesis, puede ser evocador desde esta tierna edad:

Rechaza el pecho (1º), llora cada vez que se le viste (vestidos apretados, agg. 3º) o  cuando se le manipula (aversión a ser tocado 2º), cuando se le baña (miedo del agua, 2º), pero sobre todo, no soporta que su madre le deje, ni siquiera un instante.   

Exige  que le tengan permanentemente en brazos aunque da a entender que las caricias están de más.   

Se convierte enseguida en un bebé autoritario (1º), caprichoso (1º), de humor variable (1º), rechazando la cuna (2º, Schmidt) y las caricias desde el primer día que la madre vuelve al trabajo o al inicio de la guardería.

Bebés continuamente enfermos y a menudo, enfermedades graves.

Las alteraciones del sueño sobrevienen muy pronto, con rechazo de la cuna (2º), ansiedad al comienzo del sueño (2º), sobresaltos durante la noche en el primer sueño 2º), con despertar dificil (fatiga después del sueño,2º, agg. por un sueño largo, 2º). Todos estos síntomas se agravan por los cambios de lugar o por los viajes.


Niño Lachesis


Son niños generalmente extrovertidos que necesitan tener la atención de los demás focalizada en ellos mismos.

Extremadamente celosos, sus problemas de  comportamiento pueden comenzar tras el nacimiento de un hermano o hermana. Los celos pueden ir dirigidos hacia uno de sus padres, hacia un amigo, que tiene que ser exclusivo, hacia un animal o hacia un objeto, y a veces conduce a serios problemas físicos,  tales como ataques asmáticos. 

Suelen ser inteligentes e imaginativos y están dotados de  una gran intuición.

Dicen mentiras y les encanta contar las historias más increíbles por el mero  placer de tener una audiencia. 

Son como actores, y siempre manifiestan sus problemas: sus dolores son los más fuertes; sus decepciones no pueden ser mayores; sus miedos son terrores reales y principalmente se relacionan con serpientes y  el agua; tienen miedo de ser envenenados, y también ansiedad con respecto a su salud y a la de sus padres.

Son desconfiados debido a su fuerte sentimiento de ser abandonados, de forma que se protegen a sí mismos de la posibilidad de ser heridos profundamente.
  
Tienen poco control sobre sus emociones, que son generalmente intensas con frecuentes accesos de enfado. 

Son manipuladores... cuando encuentran el punto débil del otro, se aprovechan de él y lo manejan para obtener lo que quieren de sus padres, especialmente de su madre, con métodos persuasivos y atormentadores. 

No pueden soportar la autoridad ni las restricciones, que le causan gran irritabilidad. Tienden a hablar rápido y no suelen estar están callados en el colegio, pasando  de un tema a otro con gran rapidez. 

La concentración en el colegio es difícil, solo muestran sus habilidades cuando están interesados en un tema.


La Pubertad


Es especialmente crítica para Lachesis. Los niños son más coléricos y agresivos. Las niñas sufren con los cambios conectados con sus primeras menstruaciones, con síndrome premenstrual tanto desde el punto de vista mental como físico, que mejora tan pronto la menstruación aparece. 

El desarrollo sexual es precoz y puede conducir a una marcada tendencia a la masturbación.

A nivel físico, los niños pueden sufrir de epistaxis y hemorragias, en general, de acuerdo con la acción electiva del remedio sobre la coagulación de la sangre.

La garganta es uno de los órganos débiles, siendo susceptible de faringitis y amigdalitis, caraterizadas por equimosis y tendencia a la ulceración. El dolor de garganta se mejora al tragar líquidos y empeora por bebidas calientes.La hipersensibilidad en la garganta se manifiesta por intolerancia a la inspección de la laringe y a cualquier cosa alrededor del cuello, como pañuelos o foulards.

A menudo están afectados por inflamación aguda del oído, especialmente localizada en el oído medio, en el lado izquierdo, o empezando en el lado izquierdo y acabando en el derecho. El dolor empeora por la noche y mejora acostado sobre el lado dolorido. El tímpano está de color  púrpura-azulado e hinchado.



El dolor de cabeza tiende a ser pulsátil y congestivo, con hipersensibilidad a la luz y a los ruidos. A menudo aparece tras la exposición al sol y mejora con la presión.

Los órganos respiratorios sufren problemas relacionados con la rinitis alérgica, especialmente en primavera, con rinitis e incluso ataques asmáticos. 

A veces los recién nacidos tienen capacidad respiratoria reducida, y presentan cianosis.

El tracto gastronintestinal no se ve afectado particularmente, excepto por la tendencia a sufrir de apendicitis o colitis aguda, con dolor agravado por la presión. Es típica la intoleracia a las ropas ajustadas.

Los niños Lachesis son muy movidos; cuando son más pequeños, su agitación se manifiesta con dificultades para dormir, y cuando son mayores, con pesadillas.

Generalmente sufren por el calor, especialmente por el sol: se vuelven irritables y agitados. Además,la garganta, los oídos y los intestinos están afectados durante el verano.

Los bebés son tan sensibles al tacto que pueden comenzar a llorar nada más empezar a explorarlos. A veces, la consulta puede ser difícil ya que al tocarlos  simplemente en el abdomen pueden tener accesos incontrolados de risa.

         Historia familiar:

                  Alcoholismo
                  Apoplejía
                 
         Historia personal:

                  Abcesos recurrentes en la garganta, tonsilitis recurrente
                  Coriza recurrente
                  Cistitis recurrente, en niños
                  Difteria
                  Abuso de medicinas alopáticas, muy sensible a estas medicinas; 
                  Trastornos por medicinas contra la gripe
                  Inflamación de faringe
                  Mente, precocidad en niños
                  Parotiditis
                  Escarlatina


         Síntomas no verbales:

                  Agresividad: muerde, destructividad, dictatorial, se arranca el cabello o se lo arranca a otros, aversión  a ser acariciado o tocado, deseo de ser magnetizado,  muy presumido/a (3º), sobresaltos por ruido, habla por las noches durante el sueño.


         Signos físicos:

Ceceo (2º/7), 
Locuacidad (3º), 
Dislexia-problemas con la ortografía (2º), 
Tartamudeo (2º), 
Torpeza de las manos 2º).
Cicatrices rojas (3º), con cicatrización lenta (3º),
Prurito por ácaros y piojos, piel parasitada (sarna), picaduras de insectos 2º, urticaria después de rascarse (3º).
Lengua geográfica (2º).
Lateralidad izquierda, o de izquierda a derecha



Deseos:

Frutas, ostras y marisco (3º), ácidos (2º), cerveza (2º), alcohol (3º)
Apetito caprichoso o disminuído
  

        
Aversiones: al tabaco, tabaquismo pasivo (1º)


     


BIBLIOGRAFÍA:

http:// planete-homeo.org
Jacques Lamothe: Homeopatía pediátrica. Ed. Indigo
R. Petrucci. Pediatric homeopathy
Laboratorios Iberhome

                 


No hay comentarios: