27 junio 2009

El Ajo


-->
A lo largo de la historia los egipcios predicaban sobre el valor y las propiedades del ajo, los atletas olímpicos de Grecia lo masticaban antes de competir y, en años más evolucionados, se decía que el ajo ayudaba a mantener lejos a los vampiros. Los ajos tienen propiedades que favorecen el buen funcionamiento del corazón y junto con los cítricos ayuda a protegerse contra los resfriados y procesos infecciosos de origen respiratorio.
El ajo representa un ingrediente fundamental en muchas de las recetas. Según una vieja leyenda "cuando Satanás salió del Jardín de Edén después de la tentación, un ajo salió de la tierra donde puso su pie izquierdo y una cebolla donde puso su pie derecho." Para aprovechar las propiedades de los ajos hay que comerlos crudos. Hay un refrán que dice "ajo cocido, ajo perdido".
El ajo es un diurético, expectorante y estimulante. Se ha utilizado a lo largo de la historia como un antiséptico.
Hace muchos años se utilizaban como tratamiento para la lepra. También fue un ingrediente en los remedios artesanales que se aplicaban durante la plaga en Europa.
El ajo es un remedio natural que se utiliza para el asma, la tos, dificultades respiratorias, bronquitis, tuberculosis etc. Al parecer hay constatados resultados para combatir reumas.
Recientemente se señala que el ajo ayuda a reducir los riesgos de contraer cáncer por sus contenidos antioxidantes como la allicina, la quercitina.
Incrementa las defensas del organismo, mejorando nuestra respuesta ante virus y bacterias, es antiinflamatorio, anticoagulante, vasodilatador y depurador. Un antibiótico natural de primera línea.
Los ajos que normalmente consumimos son secos, se puede comprar durante todo el año.
Los ajos tiernos se encuentran en el mercado en los meses de primavera, y tienen un aroma y sabor mucho más sutil, lo que le hace ser muy apropiado para ensaladas, cocinar a la plancha o para revueltos y salteados.
Los ajos son un ingrediente principal de muchos platos de la cocina mediterránea.
Aquí hay recetas tradicionales en las que es un ingrediente fundamental.
Generalmente el ajo conlleva una digestión pesada, aparte de otros problemas de aliento. Esto problemas se pueden solucionar en parte quitando la semilla central. Cortando los ajos en dos mitades a lo largo, extraer la semilla con la punta de un cuchillo. El perejil es un aliado para quitar o la menos rebajar el olor a ajo. Cortarlo en trozos muy finos (extremadamente finos) también ayuda.
Propiedades.-
Calorías 5
Grasas 0%
Colesterol 0%
Sodio 0%
Fibra diétetica 0%
Azúcares 1g
Proteína 0g
Vitamina A 0%
Vitamina C 2%
¡Buen provecho!
.