18 septiembre 2010

Taurina


Se la llama taurina porque fue sintetizada por primera vez de la bilis de un toro en 1827 por dos científicos alemanes.

La Taurina es aminoácido azufrado que se encuentra la mayor parte del tiempo bajo forma libre, es sintetizada a partir de la Metionina.

Numerosos estudios desde 1.975 han permitido calificarla como aminoácido semi-esencial, que, aunque puede ser sintetizado por el organismo, es necesario como un complemento para cubrir las necesidades alimentarias.

Dentro de los aminoácidos libres, es decir, no asociados a los demás, la taurina presenta la tasa más alta dentro de los tejidos estables, tal y como los músculos y el corazón en particular ; pero también en los tejidos como el cerebro, y en los agentes oxidantes tales como la retina.

Por todas esas razones, el papel primordial de la taurina es reconsiderado ahora en la alimentación humana, particularmente en la de los prematuros y recién nacidos.

Una de las propiedades más importantes de la Taurina, es la de comportarse como el fijador de magnesio. Esta propiedad es muy útil en los estados de estrés que favorecen la pérdida de magnesio.

La concentración importante de taurina en el músculo estriado juega un papel favorable y
positivo sobre el tono muscular.

Regula la hiperexcitabilidad de las celulas musculares periféricas, lo que favorece el flujo nervioso y baja los temblores debidos al cansancio. Esta acción anticansancio es particularmente interesante a nivel del músculo cardiaco.

Finalmente, es igualmente indicada para las personas maduras faltas de tono muscular y
cardiaco.

Algunos neurofisiólogos consideran la taurina como un neurotrasmisor que tiene un papel
neuromodulador, calmando algunas actividades cerebrales tan diferentes como el control del sueño o de la memoria.

Un acción también positiva ha sido puesta en evidencia a nivel del desarrollo del cerebro. Una carencia eventual en taurina en el recién nacido podría ser responsable de algunas formas de retrasos mentales.

Las miles de proteínas del cuerpo humano son el resultado de múltiples combinaciones de una veintena de aminoácidos. El organismo es capaz de crear la mayor parte de los aminoácidos para  la fabricación de sus propias proteínas. Los demás, llamados aminoácidos esenciales (AAE), deben necesariamente venir de la alimentación.

La taurina interviene en la cadena de neutralización de los radicales libres siendo un antioxidante muy importante. Por otro lado, mejora la incorporación del magnesio y zinc en la célula por fijación sobre sitios membranarios específicos.

La taurina se presenta en las sales biliares, potentes detergentes constituidos de taurocolates y de glicolates. Permite la solubilización y absorción de las grasas alimentarias. Los ácidos dólicos son constituidos por derivados bioquímicos del colesterol implicados en su eliminación, contribuyendo a la baja tasa de colesterol en la sangre por la vía de retorno.

Diferentes moléculas de desintoxicación son sintetizadas por la taurina: la taurocolamina
formada en los glóbulos blancos, o ácido retinoico en particular. Estas sustancias
contribuyen a proteger el organismo frente la toxicidad de algunos desechos metabólicos
azotados provenientes de una actividad física intensa, o de aldehídos formados por
degradación hepática del alcohol.

La taurina es también osmoreguladora. Interviene en la eliminación renal del ácido úrico
y del ácido láctico en exceso, y en la excreción del sodio. Además, los glóbulos blancos son
muy ricos en taurina : permite eliminar de la célula los excesos de iones hipoclorídricos
tóxicos, pero imprescindibles a su acción.

La suplementación en taurina mejora el rendimiento muscular y cerebral por sus
acciones desintoxicadoras y antioxidantes, lo que le convierte en muy eficaz como protector
cardiovascular.


BIBLIOGRAFIA
ABE M. y al. - Inhibition of hypertension and salt intak by oral taurine treatment in hypertesive rats. Hypertension Dallas, 1988,
10, 383-389.
AUROMA O.I. et al. - The antioxidant action of taurine, hypotaurine and their metabolic precursor. Biochem. J., 1988,
256, 251-255
BERNIER J., ADRIAN J., VIDON N. - Les aliments dans le tube digestif. Doin éditeur, Paris, 1988.. PERES - Une supplémentation
en taurine chez le sportif?. Méd. et Nut., 1993, T.XXIX, nº6, 273- 276.
A.F.M.O. - Association loi 1901 à but non lucratif 14 rue Malbec - 31000 TOULOUSE