13 agosto 2009

¡Hidrátate en verano!


-->





Perecerá una obviedad, pero no lo es recomendar y repetir que en verano nos hidratemos y tengamos cuidado especial de la piel. El verano, para muchos, significa descansar, tiempo de sol, playa, montaña, paseos… nuestra piel se expone de una manera diferente al entorno, para la piel puede suponer una agresión al estar en constante exposición con agentes que pueden ser dañinos si no se la acompaña adecuadamente. Pierde la elasticidad, adquiere sequedad a fuerza de deshidratarse por el propio sol, el calor, la sal del mar, el cloro de las piscinas o simplemente, por los cambios de temperatura que la piel a fuerza de adaptarse se va desprendiendo y pidiendo hidratación.
La consecuencia son las irritaciones cutáneas, aparición de signos de envejecimiento, pero lo más preocupante es que al no estar hidratada, es débil y como tal proclive a cualquier tipo de infección por hongos, etc.… Entonces, la hidratación será básica durante todo el año.
Entonces, no sólo nos tenemos que proteger de las radiaciones solares, sino tener especial atención a la hidratación que también tiene que venir dada desde dentro con cantidades de líquido adaptadas al momento de calor. A mayor calor, más líquido tengamos la edad que tengamos, nadie queda exento.
Mi consejo es que uséis cosmética natural, esta contiene productos suaves, derivados de aceites y derivados fitoterápicos que no sólo se preocupan por la hidratación sino que además tienen propiedades curativas, específicas para la piel influyendo de manera muy positiva y rápida en la dermis.
No me pidáis marcas porque no estoy puesta a hacer publicidad, pero sí os diré que son muy fáciles de conseguir en las tiendas de dietética. Además, la cuestión calidad-precio es bastante equilibrada considerando la calidad que compráis.
Los principales ingredientes naturales con propiedades altamente hidratantes son el ácido hialurónico vegetal, los propios extractos de algas, extracto de pino, aguacate, aloe vera, caléndula, rosa de mosqueta, argán, entre muchos otros que según los comerciantes de cosmética pueden llegar a introducir. Estos ingredientes evitan que la piel reseque y a su vez estimulan su capacidad auto-regeneradora lo que no siempre tenemos asegurado con los productos químicos.
La cosmética natural no sólo es beneficiosa sino que jamás será agresiva. Máximo, nos podemos encontrar es que el nivel de hidratación que necesitemos sea menor o mayor y es tan sencillo como adaptar la crema a nuestro tipo de piel.
La piel asimila mejor los principios activos naturales al ser menos invasivos y además no contienen colorantes ni conservantes químicos.
Los ingredientes naturales aportan todos los beneficios de las plantas, los exquisitos aceites naturales y los extractos con sus aromas suaves van acorde con la armonía que queremos conseguir.


No hay comentarios: