18 agosto 2009

Sistema Inmunológico - III

La complementación es una vía muy interesante que nos puede acompañar a modo de mantenimiento bajo unos mínimos básicos o en momentos determinados en la vida en los que necesitemos un refuerzo. El resultado es fantástico.

La Vitamina A


Se la conocía como la vitamina anti-infección. Juega un papel importante en el mantenimiento de la superficie de la piel, vías respiratorias, aparato digestivo y otros tejidos teniendo una intervención importante en sus secreciones. Estos sistemas constituyen la primera barrera para las infecciones.

Estimula y mejora la respuesta inmunológica e induce a la actividad antitumoral.

El déficit de vitamina A nos hace ser susceptibles a infecciones de tipo vírico.

Carotenos

Son los que se convierten en vitamina A. Son un tipo de pigmentos naturales estupendos estimuladores del sistema inmunológico.

Originariamente, en 1931, se creía que las propiedades inmunoestimulantes eran el resultado de su conversión en vitamina A. Hoy se sabe que ejercen muchas más actividades estimulantes sobre el sistema inmunológico independientemente de su transformación a A.

Vitamina C

Antivírica, antibacteriana, su principal acción es la estimulación del inmunológico, reforzando todo lo que son conductos, mucosas. Tiene intervención sobre leucocitos, provoca aumento de secreción de hormonas tímicas y ayuda a la introducción de oxígeno en sangre que es el peor enemigo para las bacterias y muchos de los procesos infecciosos.

Además, tenemos la Vitamina E muy interesante en personas de la tercera edad teniendo una intervención interesante sobre las células T.

Grupo de las Vitaminas B que al ser hidrosoluble se eliminan con facilidad del organismo y la depresión de esta vitamina en el organismo atañe al sistema inmunitario.

Así, como tantos otros complementos y vitaminas no menos importantes como pueden ser el Hierro, el Zinc, Selenio, antioxidantes, etc…

Sólo a modo de apunte para los que habéis llegado hasta el final del artículo en tres partes, la homeopatía tiene un papel primordial y provoca que la estimulación, la recuperación sea mucho más rápida. Incluso, en algunos casos, el uso único de la homeopatía será suficiente para estimular el sistema inmunológico, pero esto lo abordaré en un artículo más adelante.



No hay comentarios: