01 febrero 2009

El Aceite de Jojoba


-->El Aceite de Jojoba puro en verdad es una maravilla porque sirve para hidratar y nutrir cualquier tipo de piel sea del tipo que sea, reequilibrándola.


Sí, sí, ¿Parece mentira verdad? un aceite se supone que es graso y que a las pieles grasas les va a ir fatal, la jojoba no da grasa. La piel lo absorbe y con poca cantidad es suficiente. En realidad no es aceite aunque lo parezca, es una cera líquida que se nota al tacto si te entretienes comparándolo con otro aceite.


El aceite puro de jojoba hidrata las pieles más secas y regula la grasa en las pieles grasas.

Yo lo entiendo como un regulador externo de la grasa.


El aceite de jojoba se obtiene por la presión en frío de las semillas de un arbusto del desierto denominado Buxus chinensis. Este era utilizado por los indios americanos como alimento y medicina. Es de color dorado por eso se le denomina oro líquido vegetal, se le atribuye un altísimo valor a nivel de propiedades para la belleza.


El aceite puro de jojoba está formado en un 96% por ceramida.

Las ceramidas son sustancias que recubren las células de la epidermis regulando su hidratación. Las ceramidas del aceite de jojoba son muy similares a las de la propia piel . Por ser un producto regulador del pH, se puede utilizar en cualquier tipo de piel porque actúa allí donde se necesita, si la piel está seca la hidrata y si hay un exceso de grasa la absorbe cerrando los poros, dejándolo limpios. El resultado, una piel aterciopelada que ninguna crema conseguirá.


En su composición también encontramos vitamina E, la cual elimina los radicales libres que son responsables del envejecimiento prematuro. Es perfecto para cualquier momento del año.


Otro de sus componentes es el ácido linoléico, actúa regenerando las células de la piel.


El aceite de jojoba tiene la capacidad de disolver el sebum, una especie de cera que se deposita en los folículos pilosos y que es causante de la caspa y la seborrea del cabello. En ese sentido, el aceite de jojoba penetra y disuelve los depósitos siendo importante para la regulación de la secreción sebácea excesiva de la piel y del cabello.


Suelo recomendar, a parte del tratamiento interno que es imprescindible, para las personas que tienen problemas de piel o cuero cabelludo, mascarillas de aceite de jojoba y la añadidura del aceite en el mismo champú habitual y jabon o geles.


Anotaré alguna de sus aplicaciones...


Hidratante facial. Se aplica por las noches. Primero limpiamos el cutis y luego aplicamos el aceite de jojoba. Mantiene la piel hidratada durante toda la noche.


Contorno de ojos. Aplicado en el contorno lo hidrata y suaviza. Además disminuye poco a poco los antiestéticos milliums, que son esos pequeñísimos puntitos blancos de grasa que se forman en esa zona.


En el embarazo. El uso del aceite de jojoba aumenta la elasticidad de la piel y previene la flacidez y las estrías tan comunes durante la gestación. Hay que aplicarlo varias veces al día. Insisto que con poco hay suficiente.


Pieles grasas. Su uso en personas con pieles grasas y problemas de espinillas es muy adecuado ya que emulsiona el sebum y lo elimina. En los tratamientos contra el acné es preferible, previamente, hacer lavados con bicarbonato sódico y añadirle unas gotas de aceite esencial de árbol de té o tomillo en casos severos, aunque generalmente se puede prescindir.


En los baños. Añadir al agua de la bañera dos cucharadas de aceite de jojoba. Amortigua los efectos de desecación del agua de grifo.


Acondicionador de piel seca. Para los cutis secos el aceite de jojoba desempeña un factor importante al dejar la piel suave, humedecida y con su brillo natural.


Brillo y volumen del cabello. Añadir al champú que utilices unas gotas de aceite dejando que actúe 3 minutos antes de aclararse el cabello. Lo deja brillante, menos encrespado y los rizos más definidos.


Cabellos castigados y quebradizos. Untarse todo el cabello con aceite de jojoba y cubrirse con una toalla. Cuanto más horas lo dejemos actuar mejores serán los resultados. Despues aclarar abundantemente y lavar el cabello.


Tintes de pelo y decolorantes. Unas gotas de este aceite mezcladas con el tinte o el decolorante evitan que este produzca picores o escozor. Además el cabello os quedará mucho mas bonito.


Loción para después del afeitado: agua y aceite de jojoba a partes iguales. Aplicar sobre la cara. Elimina el enrojecimiento y deja la piel suave.


Desmaquillante. Poner en un algodón unas gotas de aceite de jojoba. Elimina los restos de suciedad y nutre la piel.

Lavado facial. Poner un par de gotas en la mano mezclada con el jabón que utilicemos. Lavamos la cara y aclaramos. La cara queda suave y no está reseca.


Aceites de masajes. Es muy indicado en las elaboraciones de aceites de masaje especialmente para las manos y los pies. Elimina las durezas.


Cada piel es un mundo, tú más que nadie la conoces, sabes cuando necesita hidratación y cuando no, por lo tanto ponte el aceite cuando la piel te lo pida, cuando la tengas seca o grasa.

El mejor aceite es el 100% puro de 1ª presión en frio.


Se vende en herbolarios y farmacias, parafarmacias. Es un poco más caro que otros, pero con el uso que le vas a dar, merece la pena.


Aseguraros que es 100% puro.

1 comentario:

Aceite de jojoba dijo...

El aceite de jojoba presenta entre sus beneficios cosméticos el aumento de la flexibilidad de la piel.