20 junio 2009

Thuja: El Laberinto.


-->
Uno de los remedios más comunes en homeopatía es Thuja. Es el sycotico principal de las Materias Médicas, el que remueve, define y aclara el cuadro de una personalidad sycotica, hablando de miasmas homeopáticos, está claro.
Nuestra sociedad a toda velocidad es muy sycotica y nos encontramos en la consulta muy a menudo con personalidades absolutamente adaptadas, absorbidas por este ritmo agitado, excitado, laberíntico, sin ningún stop de por medio, sin tiempo de que la naturaleza del individuo proceda a la resolución que le surge en sus múltiples problemas y se tiende a suprimir el síntoma y la emoción para que callado nos deje en paz y podamos funcionar.
Thuja es el mismo laberinto mental que no puede parar, sorprendiéndose la misma persona que la mente le va sola.
Thuja es remedio de verrugas y muchos homeópatas lo usan sólo para eso, pero tiene un precioso elenco que hace fascinante su uso.
Thuja tiene su origen en la supresión. Las supresiones princeps que capitanea Thuja son las que tienen referencia con piel, afecciones venéreas, patologías supurativas y las exonerativas.
La personalidad que encaja con Thuja es la de una persona más bien friolera, muy sensible a la humedad y la transpiración la tiene en zonas descubiertas de su cuerpo y otras más características
Todos los trastornos que tienen que ver con las vacunas se pueden resolver muy bien con Thuja, aunque no debemos olvidar para valorar otros remedios como Silícea y Sulphur. Lo que nos pedirá una toma del caso.
Thuja hace de todo un secreto aunque no haga ninguna falta. Es una persona difícil de conocer y tratar. Muchas veces veremos en Thuja una personalidad desconfiada y nos puede sorprender en la consulta por alguna reacción hostil. Su sentimiento de minusvalía es el que ocasiona todo, tiene además un sentimiento de culpa profundamente instaurado junto con una sensación de ser desagradable. Hará lo imposible para ser aceptado por el mundo, inclusive si tiene que pasar por un quirófano para mejorar su apariencia que puede llegar a tenerla bastante descuidada.
A su vez, este desagrado lo genera al exterior, es una persona que realmente no resulta grata. Como dice George Vithoulkas es un paciente desconfiado que genera desconfianza y no es que sea capaz de hacer grandes estropicios con su conducta ni es transgresor, es la latencia de tanta supresión física y emocional que busca una válvula de escape al exterior y puede llegar a arrasar, aunque no tanto como otros remedios más virulentos.
Puede generar con el tiempo depresión crónica. Muchas veces, encontramos detrás una historia remota, quizás en la infancia o adolescencia, de abusos, descalificaciones o violencia de cualquier tipo y de manera extrema contra su persona que lo arrastra sin haberlo expresado.
Se siente abandonado por su madre, con una sensación de desamparo profunda y como Lycopodium comparte que esta complicación la vaya arrastrando a lo largo de su vida de manera que le impide fluir en su vida en las instancias simples hasta las más amplias.
Es obsesivo, como lo es Syphillinum. Aunque Thuja puede desembocar en alucinaciones que le causan serios conflictos con mucho desgaste de tipo intelectual que no puede contener de ninguna manera. Puede llegar a creer que alguien le observa, le sigue, que está poseído y que es frágil como el cristal.
Gran temor a la muerte con gran aversión a la compañía.

.
(Dedico este artículo a Mirella, recordando nuestras maravillosas charlas ¡que por muchos años!. Gracias por estar, por Ser y por tener esta inmensidad)

.