14 diciembre 2008

Cardo Mariano


-->
Es una planta que puede llegar a tener un gran tamaño, a dos metros de altura. Crece en sitios salvajes, bosques, terrenos secos.
Es de las más conocidas por su acción sobre el hígado. Se le llama hepatoprotectora porque además de drenar de forma equilibrada, lo interesante del cardo es su capacidad de protección y reparación de las células del hígado, los hepatocitos.
Lo que realmente interesa del cardo mariano es la silimarina y la silibina. Flavonoides que además de proteger y drenar el hígado, lo regeneran como un buen antioxidante fitoterápico. Estimulan la síntesis proteíca y la producción de bilis en la vesícula. Es la mejor planta para todo tipo de alteraciones en el hígado.
A su vez, la silimarina, actúa como bloqueante, antagonista frente a determinados agentes tóxicos para el hígado. Cambia la estructura celular externa de los hepatocitos impidiendo la entrada de los tóxicos, estimulando la actividad de la polimerasa, aumentando la síntesis proteíca, hace posible la regeneración celular y la producción de nuevas células hepáticas.
Además, la silimarina junto con la silibina que es otro componente básico en la planta por su acción terapéutica, tienen una acción antitumoral, además de su acción anticolesterémica y anticolestática.
Es adecuada para alteraciones de hígado, incluso en patologías declaradas, así como síntomas de complicación en la digestión, meteorismo, timpanismo, flatulencias… en el que como se podrá advertir tiene una incidencia clara el propio hígado. También en determinados dolores de cabeza que se presentan por una carga del propio hígado o por toxicidad.
Como todo producto drenante, el consumo de cardo mariano puede tener como acompañante una ligera acción laxante que pronto se estabilizará al desprenderse el organismo de los desechos que le sobran.
No se han encontrado contraindicaciones en embarazo ni en lactancia, aunque aconsejo que su uso sea determinado por manos profesionales, ya que pueden haber otros factores en la propia persona que en ese mismo momento no interese el uso de un drenaje y se deba hacer a posteriori.
Recomiendo el uso del cardo mariano en preparaciones concentradas, en comprimidos, aunque si las molestias no son muy importantes, unas gotas de tintura madre en una infusión relajante o junto con alchachofera, puede ayudar a restablecernos de manera fácil y rápida.


1 comentario:

Margarita dijo...

Navegando en internet me encontré con tu blog, me parecio muy bueno que abordes este tema de manera tan breve, porque nos informamos de los beneficios del Cardo Mariano aun cuando tengamos poco tiempo para leer, en mi experiencia personal el cardo mariano si es util para proteger nuestro higado y es muy recomendable