Gelsemium... perdidos por el miedo.


Gelsemium es un medicamento que todos los homeópatas empleamos con bastante frecuencia. Trabaja sobre trastornos físicos, emocionales a consecuencia de noticias intensas. También es muy útil en momentos agudos de anticipación donde se presentan manifestaciones físicas y emocionales como temblores y diarrea, especialmente antes de una prueba o de un evento estresante.


Aunque se emplea, asimismo, en estados crónicos que cursan con temblores y cefaleas, sobre todo occipitales, este remedio suele estar bastante olvidado debido a que su rango de acción abarca afecciones neurológicas y motoras así como muchos síntomas mentales y de la personalidad, poco conocidos.

Bönninghausen señala en uno de los textos más antiguos de Materia Medica que  Gelsemium siente que va a perder sus sentidos, teme estar solo y siente un peligro inminente. Es impaciente e irritable, con incapacidad de pensar o fijar su atención, como si estuviera intoxicado. Puede tenerle terror a los líquidos por miedo al ahogo, así como sentirse preocupado por los demás, llegando a tener la sensación de que alguien cercano está muy enfermo.

Clarke, en su Materia Médica, cometa todas las afecciones anteriores pero agrega algunos de sumo interés como la vivacidad, con descuido incluso, que precede un estado de depresión con ideas desconectadas, donde no puede pensar en lo mismo por largo tiempo. Pérdida de memoria con cefalea occipital. Deseo que lo dejen solo. Actúa con la sensación de que entrará en la locura en cualquier momento. Estupor, con incapacidad de abrir los ojos a raíz de esta presión interna. Confusión con incapacidad de mover sus músculos, los cuales parecen no obedecerle. Gelsemium es un exponente importante del bloqueo. Temor de que pueda pasarle algo si se queda solo, precedido de fuertes impulsos de escribir o hablar. Las noticias intensas de cualquier tipo le causan diarrea, trastornos por miedo.

Físicamente es un medicamento extraordinario en casos de vértigo, jaquecas severas e incluso migrañas, sobre todo cuando el dolor es occipital y se extiende hacia la frente.

Sin embargo, este gran medicamento es mucho más profundo, y trabaja muy bien a nivel constitucional y es mucho más complejo de lo que muchos consideran. Se asume que Gelsemium es uno de los tres grandes remedios indicados en la anticipación, junto con Argentum nitricum y Silicea. Lo cual es totalmente cierto.
 
La anticipación de Argentum nitricum es más semejante al estrés que la mayoría de la gente sufre en la actualidad, con premura y gran nerviosismo acompañado de ansiedad, una anticipación inhibitoria que alcanza cotas severas, rozando verdaderos síndromes obsesivo-compulsivos.

Silicea presenta una anticipación muchas veces integrada a la propia personalidad, presentándose más como una actitud planeadora, analítica y precavida.

Gelsemium se considera el gran medicamento de la anticipación aguda, sobre todo aquella que tiende a somatizar: diarrea antes de un examen, temblor cuando se va a hablar en público o hacer alguna exposición.
Sin embargo, Gelsemium también está indicado en anticipación en cantantes y oradores, donde el miedo es exponerse ante los demás y a los juicios que pudieran emitir sólo compartido con Argentum nitricum.

Gelsemium trabaja muy bien en la anticipación antes de cualquier prueba difícil. Es el Keynote
de Gelsemium, así como el nerviosismo, el miedo y la ansiedad, se caracterizan por llenar al paciente de confusión y dificultad para pensar y tomar decisiones. Este es uno de los medicamentos por excelencia cuando se desea tener la mente tranquila y una actitud ecuánime ante cualquier situación complicada. Este es un medicamento extraordinario en casos donde hay más cobardía que miedo.

Cuando el temor es absolutamente sobrecogedor. El temor que el corazón dejará de latir a menor que la persona continúe moviéndose, otro keynote de Gelsemium. Sigue siendo peculiar y es un claro símbolo de la ansiedad anticipatoria desbocada. Lo peor puede suceder, incluso ser herido en una situación traumática.

Gelsemium deriva en diarrea por miedo como Kali Phosphoricum, Opium y Veratrum Album. Miedo a morir estando acostado compartido sólo con Lachesis Mutus y Moschus).

Gelsemium puede llegar al llanto desconsolado si no dispone de comunicación de manera inmediata. Gelsemium invita a la persona a ver las cosas de una manera más consciente y sosegada.

Por otra parte, Gelsemium es un gran remedio para trabajar la confianza en uno mismo y en lo que le ocupa. Presenta un replanteamiento nuevo a la persona desde su propio cambio interno a
nivel de percepción. Si la homeopatía ha hecho esto, si se trabaja la raíz a nivel profundo, uno puede instalarse en un estado interno distinto a partir de hoy cuando se presenten este tipo de acontecimientos…

Gelsemium, es a la par de Ignatia y Natrum Muriaticum, uno de los medicamentos más psicosomáticos de la Materia Medica.

Este remedio posee innumerables afecciones y dinámicas donde las manifestaciones físicas, incluso problemas serios de salud están íntimamente conectadas con situaciones emocionalmente instauradas de manera profunda. Gelsemium puede derivar a afecciones neurológicas y neuro-motoras, hipertensión, hipotensión o afecciones metabólicas o autoinmunes incluso, cuando están causadas por severas circunstancias reprimidas emocionales y afectivas sostenidas en largos espacios de tiempo.

Gelsemium es un medicamento de suma utilidad en penas que ofuscan y apagan a las personas.

Si Natrum Muriaticum es el medicamento por antonomasia de las penas crónicas, Ignatia Amara de las agudas y Phosphoricum Acidum de las penas continuas y reiterativas, Gelsemium es el medicamento de aquellas personas que a partir de pérdidas y adversidades se tornan confundidos, dispersos, apáticos y muy callados, aparentemente tranquilos: hay una total incapacidad de reaccionar. Verdaderos estados de shock con embotamiento.

Gelsemium es el gran remedio de los trastornos por noticias, entendiendo éstas como una intrusión repentina y disruptiva al propio orden interior, como si situaciones externas invadieran e intoxicaran la propia vida.

Un rasgo muy notable es la mejoría de sus síntomas mentales después de una micción abundante, sólo compartido y con menor valor con remedios como Cannabis Indica, Hyosciamus y Stramonium.

Gelsemium corrobora la naturaleza psicosomática del remedio al mostrar cómo mejora afecciones tales como la ansiedad, el embotamiento, la estupefacción e incluso la tristeza. 

 


No hay comentarios: