13 julio 2008

Ginkgo Biloba

Es normal que con el paso de los años suframos pérdidas de memoria y una reducción en la capacidad para razonar con mayor lucidez y velocidad. Igualmente, en momentos donde el esfuerzo mental debe ser mayor, junto con la tensión, veamos disminuídas nuestras capacidades cognitivas.
En alguna ocasión nos ha pasado que hemos olvidado donde hemos aparcado el coche o una cita importante. Cuando eres joven, te enfadas, mientras que en las personas mayores produce ansiedad, preocupación, incluso comprometen su equilibrio psico-físico y piensan que han iniciado un camino sin retorno. Su preocupación es justificada puesto que la enfermedad de Alzheimer afecta casi a un 10% de los americanos mayores de 85 años y es la responsable de las mayor parte de las demencias. Esta palabra, demencia, significa muchas cosas: pérdida de la memoria, incapacidad para razonar, alteración de la personalidad, pérdida total de la independencia y decisión. No se trata de crear falsas alarmas porque envejecer no implica Alzheimer.

La mayoría de las personas no se ven afectadas por la enfermedad. Tampoco las pérdidas de memoria implican demencia y tampoco es un camino sin retorno.
Las investigaciones médicas, en la actualidad, están intentando estudiar cuales son las causas de las patologías de la demencia, incluído el Alzheimer. Las causas no se han definido todavía.

Para un sector de la medicina tiene origen en una infección crónica debida al reiterado uso de tóxicos y radicales libres; para otros, es una patología de origen inflamatorio. Par
a ambas sectores hay un punto en común y es el componente genético, considerado como la causa más probable.
Paralelamente, se buscan explicaciones en otros ámbitos, aumentando así el número de terapias para el tratamiento de pacientes que sufren este tipo de alteración. Se han individualizado tres categorías de fármacos alopáticos que han dado buenos resultados, mejorando las funciones mentales y retrasando el progreso de la enfermedad. Sin embargo, todos estos medicamentos provocan graves efectos secundarios que en algunos casos pueden resultar fatales.

En primer lugar, los estrógenos, con su implicación en determinados cánceres en mujeres.
En segundo lugar, los FANS, Fármacos antiinflamatorios no Esteroideos que reducen en riesgo a la demencia pero la utilización de estas moléculas durante un largo período detiempo puede causar severos problemos gastrointestinales. En tercer lugar, la Vitamina E. Los estudios la proponen a dosis elevadas para retrasar el progreso de las formas intermedias de Alzheimer, su efecto secundario son las hemorragias internas.

El Ginkgo Biloba, considerado el árbol más viejo del mundo, estabiliza, mejora muchas patologías asociadas con el envejecimiento: apoplejía, cardiopatías, sordera, ceguera, pérdida de memoria.


Origen.-
Es un majestuoso árbol muy conocido en todo el hemisferio boreal desde el Mesozoico hace 130 – 180 millones de años. Actualmente se encuentra en China, Japón y en Corea, se cultiva en Estados Unidos y en Europa como planta ornamental gracias a su belleza y especial capacidad de resistencia, árbol de la familia de las ginkgoáceas.

Sus hojas son planas en forma de abanico bilobo en cuyo interior pasan agujas incorporadas en la lámina de la hoja, hace que los investigadores lo consideren como la forma intermedia entre las aciculares y grandifolias. Por su evolución incompleta se la define como fósil viviente.


Después de la Segunda Guerra Mundial fue introducido a nuestro mundo Occidental en los tratamientos fitoterápicos. En la medicina oriental se usa desde hace más de 3.000 años para curar la tos, la leucorrea, sabañones y como elixir de larga vida. Estos usos terapeúticos han sido constatados, tienen fundamento científico por lo que los productos del Ginkgo son los que se prescriben con más asiduidad en toda Europa tanto a través de la medicina convencional como en naturopatía.


Extracto.-
El extracto de Ginkgo Biloba procede del secado de las hojas. De ellas se desprende un polvo amarillo pardo, soluble en los alcoholes con sabor amargo e inodoro. Contiene numerosos componentes de tipo químico, entre ellos, derivados polifenólicos del grupo de los bioflavonoides (27%) y sustancias diterpénicas (7%). Los bioflavonoides son la ginkgetina, bilobetina que colorean de amarillo el extracto. Los ginkgólidos (3%) y el biobalide (3%) son compuestos que hasta ahora no han sido encontrados en otras especies vegetales y que caracterizan el Gingko como una planta con un metabolismo especial. Los derivados Falvónicos son el quercetol, kaemferol y isorhamnetiol; Catecoles; Flanovas con la luteolina; Bioflavonas ya comentadas con ginkgetina y bilobetina; lactonas de Terpeno con Gingkólide A, B. C y bilobalide.

El extracto de Gingko desarrolla una acción protectora en las alteraciones vasculares, tisulares y metabólicas como contra sus consecuencuas neurológicas y conductuales.

Los principales efectos del extracto en el organismo son:

-Aumento del flujo sanguíneo tanto periférico (capilares) como central (arterial y venoso).
-Acción antioxidante, es un excelente barredor de radicales libres que se consideran los principales responsables de muchos trastornos del sistema nervioso asociado con el envejecimiento.
-Excelente vasodilatador que en momentos de esfuerzo mental, psíquico favorece la memoria y las capacidades cognitivas a jóvenes y adultos en temporadas de esfuerzo de estudios.
-Aumento de la capacidad de aprendizaje.
-Ayuda a aumentar el nivel de atención.
-Depresiones resistentes funcionando como desbloquedor y antioxidante.

-En mareos, tinitus, cefaleas.

-Disminuye edema retiniano y revierte la disfunción sexual por abuso de ansiolíticos.
-Principalmente, vasodilatador, regulador del metabolismo del oxígeno, glucosa.
-Neuroprotector.
-Tratamiento de isquemias cardíacas y cerebrales y de los vasos arteriales de las extremidades inferiores.

-Tratamiento de trastornos del oído, disminución y/o vértigos.


-Tratamiento acompañante en alergias cutáneas, respiratorias con o sin inflamación.
-Tratamiento preventivo de arteriosclerosis.

-Tratamiento de los síntomas de la insuficiencia venoso-linfáticas como parestesias, piernas pesadas, calambres, dolores y edemas.


-Tratamiento de fragilidad capilar a nivel cutáneo (petequias, equimosis) o de las mucosas (sangrados de encías, hemorragias nasales)

-Tratamiento funcional de hemorroides

-Pérdidas menstruales profusas en mujeres por uso de contraceptivos intrauterinos, mejora la efectividad del tratamiento de la disfunción sexual.


-Trastornos de la circulación retiniana y del ojo, asociado con atioxidantes.


-Trastornos de la circulación cerebral en gente mayor con problemas de memoria.


-Inactivación de la libre circulación de radicales libres.

Por tanto, es una excelente ayuda en la prevención y tratamiento de algunas patologías graves. Mejora la circulación sanguínea tanto hacia el corazón como hacia el cerebro con aporte de oxígeno y alimento.

De la mejoría de la circulación periférica y de la acción contra los radicales proceden otros beneficios como mejoría de la visión, capacidad de oir en personas con sordera coclear y zumbidos auriculares, proporcionando bienestar y normalidad en hombres mayores con problemas de impotencia y mejoría notable en trastornos del equilibrio.


En pacientes con Alzheimer no sólo estabiliza, sino que mejora las condiciones neurológicas y psíquicas.
Inhiben el factor de activación plaquetaria y resulta eficaz en el tratamiento de patologías en problemas de asma, flujo arterial y trombos.

Mecanismo del Ginkgo en el organismo.-


La particularidad del ginkgo es que una vez dentro del organismo, reconoce las zonas en las que debe trabajar y mientras actúa mejorando la irrigación sanguínea y la calidad de la circulación sin efectos secundarios y tampoco permite un flujo excesivo, repara daños sin intervenir en zonas que funcionan correctamente.
Puede potenciar la acción de los fármacos antitrombóticos y anticoagulantes, por lo que se deberá de advertir y correlacionar con el tratamiento alopático su suministro. Debe usarse con cuidado en pacientes epilépticos tratados con sodio valproato y carbamazepina puesto que puede reducir el efectos farmacológico.