24 octubre 2007

La homepatía debe acompañarse de otras técnicas y estrategias para asegurarnos que la curación no es puntual y conseguir que sea definitiva.
Habrá que revisar los hábitos de dieta, costumbres, rutina de ejercicio.
Los complementos de vitaminas, antioxidantes, ácidos grasos, minerales, etc... es decir, la práctica ortomolecular suele ser muy efectiva, por la sencilla razón que en muchos casos, la persona no se cuida lo suficiente y a fuerza de años las carencias resultan importantes.

Esto sin hablar de la situaciones carenciales que conlleva vivir en una sociedad de estrés donde la agricultura está sobreexplotada y la mayoría de los minerales que deberían encontrarse son inexistentes.